Nuestro Trabajo

La calidad y el éxito de un proyecto son el fruto de la compenetración entre un jefe de proyectos deseando satisfacer una necesidad, y unos conocimientos que sepan aportar respuestas a las exigencias técnicas, económicas, reglamentarias y medioambientales.

En la combinación de estos saberes es donde se encuentra el verdadero valor de nuestra labor.

ISL moviliza a su equipo en todas las fases de la vida de un proyecto:

 

En la identificación, dando a sus clientes la información necesaria para sus decisiones: rendimiento del proyecto, retorno de la inversión, análisis de costes y beneficios, y criterios de éxito.

 

En la puesta en marcha del proyecto, realizando estudios de viabilidad y definiendo el propio proyecto, para la satisfacción de las exigencias técnicas, financieras y reglamentarias de sus clientes.

 

En la concepción, aliando la experiencia con la innovación y la comprensión de los problemas, con el objetivo de producir proyectos a medida y durables.

 

En la realización, aportando equipos dedicados, asociados desde la concepción y reuniendo las competencias necesarias para la buena gestión de los riesgos en la obra y de las adaptaciones necesarias en la fase de construcción.

 

En la fase de explotación, haciendo valer nuestra cualidad de expertos, ya sea aconsejando o resolviendo dudas puntuales de orden técnico (para futuros estudios u obras, análisis de datos, consejos en la realización de las obras, obras de emergencia…), administrativos (preparar licitaciones, asistencia en la preparación de los procesos (actas, procedimientos legales, procesos burocráticos, contratos y litigios…) y financieros (montajes financieros, simulación de la gestión de la explotación…).

 

En el fin de la vida útil, asociando al proyecto un verdadera adaptación al medio ambiente, más allá de las dificultades técnicas y económicas.